Claves para vencer al estrés y mejorar tus resultados

Cada vez es más importante trabajar la inteligencia emocional para vencer al estrés y obtener mejores resultados a nivel personal y profesional.

Las emociones como el miedo, el enfado y la ansiedad mal gestionadas acaban teniendo secuelas a nivel físico. ¿Alguna vez te ha dolido la cabeza por darle mil vueltas a algo? ¿Has llevado demasiadas cosas para adelante y te ha acabado doliendo la espalda? No te pierdas este post, donde te voy a dar unas claves para que puedas aprender a lidiar con las situaciones estresantes.

Como ya sabes, a mí todo lo relacionado con la inteligencia emocional me apasiona, por eso le dediqué un tercio de mi libro Claves del coaching a ello. El día que descubrí que lo que pensamos afecta a nuestro cuerpo, hice click y entendí muchas cosas. Yo he tenido trabajos estresantes en los que se me cayó el pelo, me dio tortícolis y acabé sufriendo un ataque de ansiedad. Por eso me ha ido interesando desde hace años y parte de lo que he aprendido te lo resumo aquí.

La emociones pueden estar creadas por dos tipos de estímulos:

  • Externos: si vas por la calle mirando el móvil, te pita un coche y te asusta.
  • Internos: tus pensamientos.

Analizando bien cómo funciona nuestra mente, llegamos a la conclusión de que, como explico en mi libro Claves del coaching, el 10% es lo que nos pasa y el 90% cómo reaccionamos a ello. Por lo tanto, tienes que prestar atención a lo que te dices después de que ha ocurrido un hecho estresante. Nuestros propios pensamientos son los que nos acaban saboteando y enfermando.

Por ejemplo, no soportas a tu jefe, te molesta que no te salude cuando llegue (lo mismo no se ha dado cuenta de que estabas ahí), te sienta mal que te ponga una reunión cuando estabas haciendo algo importante, sientes que no te valora lo suficiente, etc no es lo que hace él, si no que es la historia que tú te vas contando la que te va haciendo que cada vez estés más enfadado. Seguramente la mayoría de las veces los demás hacen las cosas sin intención de molestarnos, pero nosotros lo interpretamos como un ataque.

Tras varias sesiones de coaching conmigo vas aprendiendo a gestionar adecuadamente esos pensamientos y emociones vuelves a conectar con tu esencia y brillar, lo que hace que tus resultados se multipliquen.

Claves para gestionar tus emociones:

  • Observa tus pensamientos y no te dejes llevar por ellos. Piensa en dos líderes como Obama o Rafa Nadal, ¿cómo crees que es su conversación interna?, ¿crees que se dicen «eres un inútil, siempre te pasa igual» o dirán «esta vez no me ha salido como quería, la próxima lo haré mejor»?

Tenemos 60.000 pensamientos al día, estudios dicen que el 80% son pensamientos negativos de cosas que nunca llegan a suceder. Imagínate el desgaste emocional que supone. Estate atento a lo que te pasa por la cabeza porque los pensamientos negativos te restan energía y acabas sufriendo físicamente.

  • Las emociones duran sólo 90 segundos, no te quedes enganchadas a ellas, si alguien te hace algo que te molesta, si se lo cuentas a tu compañero, pareja, amiga… estarás reviviendo esa emoción estresante una y otra vez como si estuviera pasando de nuevo y será peor el remedio que la enfermedad. No te estás desahogando, estás sufriendo en balde.
  • Escucha una canción que te motive (somos 70% de agua, así cambiarás tu vibración), mira un vídeo divertido, llama a esa persona que siempre te alegra el día o agradece algo para cambiar el foco (estás vivo, por ejemplo). De estas maneras cortocircuitarás la emoción.
  • Usa el sentido del humor, hay estudios que aseguran que la risa te ayuda a que te veas las cosas con perspectiva y pienses que no es para tanto el drama que tenías en la cabeza. Hay cosas mucho peores. No es el fin del mundo.
  • Medita: por las mañana nada más abrir los ojos presta atención a tu respiración, agradece tener una cama y una casa en la que dormir. Piensa en algo que te motive para hacer en ese día. Por la noche, haz balance y duérmete feliz porque has vivido un día más, has hecho las cosas de la mejor manera que sabías y mañana tendrás otro día para seguir mejorando.
  • Aprende a gestionar tu tiempo para poder disfrutar de tiempo libre para ti y los tuyos.
  • Analiza de la manera más objetiva posible lo que sucedió, cuando ya pase un tiempo prudencial y notes que no te afecta mucho recuerda de manera objetiva lo que pasó: si malinterpretaste algo, si fueron tus expectativas las que te jugaron una mala pasada, si reaccionaste de una manera exagerada a lo que sucedió…

¿Cuál de estas cosas vas a llevar a cabo para plantarle cara a las situaciones estresantes? Ya verás que cuando te encuentres mejor anímicamente, lo notarás físicamente y tus resultados a nivel profesional mejorarán exponencialmente.

Gemma Ramírez



También te puede interesar...

No hay Comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti? Descubre cómo, cada semana con mi blog.

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos así como para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar