¿Te gustaría conocer unas herramientas para mantenerte en equilibrio físico y mental?

Te propongo hacer un ejercicio de mi libro Claves del coaching. 

En las primeras sesiones, tanto personales como en grupo, me gusta empezar con esta herramienta porque de manera muy visual ayuda a saber qué áreas se quieren comenzar a mejorar. Puntúa de cero a diez dependiendo de lo satisfecho que estás en cada uno, siendo el diez la máxima puntación.

Una vez la hayas puntuado, une los puntos, tiene que quedarte algo así:

¿De qué te das cuenta a simple vista?

¿Es tu rueda redonda y “rueda” sin problemas?

¿De qué estás satisfecho en tu vida?

¿Qué te gustaría mejorar?

Puntúa de nuevo según las expectativas que te gustaría alcanzar en cada campo.

Si hay calificaciones bajas, describe al detalle cómo sería ese aspecto si lo calificaras con un 10 (sin que el tiempo y el dinero fueran problemas) y ver qué puedes hacer en las próximas semanas para que vaya aumentando.

¿Te gustaría que se cumplieran sueños que tienes pero parece que nada encaja y te hace estar muy impaciente? La vida te va poniendo en el camino justo lo que necesitas para seguir avanzando y creciendo como persona, aunque ahora mismo no entiendas el por qué.

Te invito a que veas el aprendizaje que trae consigo lo que estás viviendo actualmente y te centres en agradecer todo lo bueno que ya tienes y vas alcanzando. De esta manera, te encontrarás mucho mejor y dejarás de tener ansiedad.

Cuando te ves desde fuera es como si vieras desde fuera del laberinto en el que te sientes y te resultará más fácil encontrar la salida a esa situación. Y te ayudará a sentirte más equilibrado.

Mantén el equilibrio y tus emociones también estarán equilibradas. Tú no eres tus emociones. Ellas no te dominan si te mantienes en tu punto de observador racional. Observa tus emociones y podrás dominar mejor tus sentimientos.

Tu mente y tu cuerpo agradecerán que encuentres tu equilibrio y lo notará todo tu entorno.

Ni todo es tan perfecto, ni todo es tan malo, cualquier momento tiene su cara y su cruz. En cualquier situación negativa, suele haber alguna salida. La vida da muchas vueltas y al final todo se acaba equilibrando.

Te voy a contar una pequeña fábula. Cuentan que un rey tenía un consejero que ante circunstancias adversas siempre decía:

  • «QUÉ BUENO, QUÉ BUENO».

Un día de cacería, el rey se cortó un dedo del pie y el consejero exclamó:

  • «QUÉ BUENO, QUÉ BUENO».

El rey, cansado de esta actitud, lo despidió y el consejero respondió:- «QUÉ BUENO, QUÉ BUENO».

Tiempo después, el rey fue capturado por otra tribu para sacrificarlo ante su dios. Cuando lo preparaban para el ritual, vieron que le faltaba un dedo del pie y decidieron que no era digno para su divinidad al estar incompleto, y lo dejaron en libertad.

El rey ahora entendía las palabras del consejero y pensó:

  • «Qué bueno que haya perdido el dedo gordo del pie, de lo contrario ya estaría muerto».

Mandó llamar a palacio al consejero y le agradeció. Pero antes le preguntó por qué dijo «QUÉ BUENO, QUÉ BUENO» cuando fue despedido. El consejero respondió:

  • «Si no me hubieses despedido, habría estado contigo y como a ti te habrían rechazado, a mí me hubieran sacrificado».

La vida es como un laberinto, con muchos caminos por tomar. Podemos estrellarnos contra las paredes cuando las circunstancias son difíciles. Pero hay que tomar distancia para vernos desde fuera y tener la actitud como la del consejero de la historia: positiva y de desapego porque con el tiempo entenderemos todo.

Una persona en equilibrio fluye con la vida, no está en eterno conflicto con ella.

Si te ha gustado este tema no te pierdas este vídeo dónde hablo más detalladamente de esto y podrás conocer un proyecto innovador que empieza mañana en Sevilla: Ilusiones sobre la mesa.

 

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Cuéntame qué te ha gustado más de este post y qué te ha hecho click de la entrevista en la radio.



Gemma Ramírez



También te puede interesar...

No hay Comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti? Descubre cómo, cada semana con mi blog.

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos así como para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar