Beneficios de no quejarse

¿Cómo llevas el reto de no quejarte? La semana pasada te di unas claves para ello.

Sois varios los que me habéis comentado que hasta ahora os quejábais bastante sin saberlo. Es estupendo que te vayas dando cuenta porque es el primer paso para controlar tus pensamientos.

Además también te vas dando cuenta de que los demás se quejan demasiado, también tienes que aprender a lidiar con ello para que no te reste energía.

Cuando te quejas te enfocas en lo negativo. Si quieres hacerlo, te aseguro que siempre encontrarás un motivo. En cambio, tienes la opción de entrenar tu mente para ver lo bueno de cada situación. Hay cosas que en el momento no comprendes, pero a la larga las ves con perspectiva y entiendes por qué sucedieron, ¿te suena?

Veamos los beneficios que obtienes cuando dejas de quejarte tanto:

Aumenta tu felicidad: te encuentras mejor física y anímicamente.

Disminuye tu ansiedad. Te sientes menos quemado.

Eres más productivo, al concentrarte mejor en tus actividades diarias.

Mejoran tus relaciones sociales. A nadie le gusta rodearse de gente quejica, por eso ahora eres una compañía más agradable.

Rompes círculos viciosos, dejas de situarte en el rol de víctima para tomar las riendas de la situación.

Te sientes con más energía.

Estás más receptivos a tu entorno, aumenta tu empatía.

Te conviertes en una persona más creativa, buscas soluciones a los problemas, los empiezas a ver como retos.

¿Cuál de estos beneficios vas sintiendo?

¿Quién más te gustaría que se sintiera así?

Gemma Ramírez



También te puede interesar...

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados..

¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti? Descubre cómo, cada semana con mi blog.

Pin It on Pinterest