¿Te has parado a pensar la cantidad de veces que te quejas a lo largo del día? Cuando haces click y tomas conciencia, empiezas a darte cuenta de que, casi de manera automática, protestas cada día por lo mismo. Además, las quejas te desgastan física y mentalmente. Y, no solo a ti,...

Pin It on Pinterest