Técnica NEMO

Se recomienda usar en los casos en los que la otra persona no ha querido agredirnos conscientemente. Se utiliza, sobre todo, para aclarar situaciones que se vienen repitiendo desde hace un tiempo y te gustaría que no se repitieran más porque te crean malestar.

Esta forma de respuesta asertiva puede ser aplicada en situaciones de pareja, amigos, hijos, compañeros de trabajo, etc.

Es un tipo de respuesta muy hábil. Bien aplicada, la persona a quien le digamos dicha respuesta no podrá decir nunca que la hemos agredido porque nadie puede negar nuestros sentimientos.

Es mucho más efectivo exponer cómo algo que hace otra persona nos afecta emocionalmente, que atacar al otro y echarle la culpa de lo que nos hace.
onla en práctica siguiendo estos pasos:

N (nombre): cuando tú haces…

E (emoción): me siento…

M (motivo): por eso me comporto…

O (objetivo): me gustaría / preferiría…

Aprovecha esta herramienta para expresar algo que te gustaría decirle a esa persona con la que siempre acabas enfadado.

En una sesión de coaching para padres en un colegio de Madrid, usamos esta herramienta. Recuerdo a una madre que tenía un niño de nueve años, el mayor de tres hermanos. Ella pensaba que tenía celos de los pequeños porque sus padres le dedicaban menos tiempo a jugar con él. Aplicó ésta técnica:

“Manuel, cuando haces daño a tus hermanos me enfado contigo porque tienes que quererlos y no pelearte. Ellos necesitan mi ayuda porque son más pequeños. Me gustaría que en lugar de pegarles me ayudaras a cuidarlos y luego jugar todos juntos”.

¿Te gustaría ponerlo en práctica y ver los resultados que obtienes?

¿Qué te ha hecho ‘click’ de este post?

Técnica NEMO
5 (100%) 12 votes