“No puedo enseñar nada a nadie. Sólo puedo hacerles pensar”, Sócrates.

El coachee tiene todos los recursos necesarios para alcanzar su meta; el coach lo sabe y le ayuda a sacarlos a la luz.

El coachee decide contratar un coach para que le ayude a enfocarse en un objetivo personal o profesional.

El coach hace de espejo para que al verse desde fuera consiga ver todo con mayor claridad.

El coach motiva para que no decaiga a la hora de cumplir el objetivo.

El coachee es quien debe realizar el trabajo y abordar el aprendizaje necesario para generar un cambio sustancial en sus acciones.

El coaching te ayudará a sacar lo mejor de ti y a vivir la vida que realmente deseas.

¿Te has planteado alguna vez realizar un proceso de coaching?

Gemma Ramírez



También te puede interesar...

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados..

¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti? Descubre cómo, cada semana con mi blog.

Pin It on Pinterest