Comunicar es poner en común, compartir ideas. ¿Sabías que la palabra hablada contiene sólo un 7% del significado en la comunicación, el paralenguaje (la entonación y la pronunciación) se encarga de un 38%, y las expresiones faciales y del cuerpo de un 55%? Es decir, el 93% de nuestra comunicación no está compuesta por palabras.

¿Prestas atención a tu postura cuando hablas? ¿Te fijas en los gestos de la persona con la que conversas? Un pequeño cambio en tu postura corporal aumentará tu efectividad comunicativa.

Hablar en público para muchas personas supone un reto, ya que no se sienten cómodas y piensan que los demás van a estar pendiente de sus fallos. Quiero aprovechar esta ocasión para darte varias técnicas que me enseñaron en un curso de formador de formadores, para que las puedas poner en práctica. Espero que te den tan buenos resultados como a mí.

  • Adecuar el volumen de la voz: la variación en el volumen facilita que los demás se centren en tu discurso.
  • Gesticular: ejerce un efecto capturador de la atención. No dudes en moverte por la sala y acercarte a los compañeros cuando hablas.
  • Hacer participar a quien escucha haciendo  preguntas fáciles de contestar. Es el modo más eficaz para mantener la atención y el interés de éste durante toda la exposición.
  • Empatía: sintonizar con el público asistente, saber cómo se están sintiendo.
  • Mirar a todos: tendemos a centrar nuestra atención en una sola persona. Eso te hace sentir cómodo pero el resto de los alumnos tienen la sensación de no recibir atención facilitando que desconecten.
  • Utilizar medios didácticos (pizarra, Power Point, Prezi…) para:
  1. – Captar atención.
  2. – Reforzar contenido o resumir ideas principales.
  3. – Hazla atractiva para lograr atención y retención.
  • Disfrutar: pásatelo bien. Sonreír provoca efecto espejo o rapport: si disfrutas de la sesión, los demás también lo harán.
  • Curva de aprendizaje: describe el grado de éxito obtenido durante el aprendizaje en el transcurso del tiempo. El eje horizontal representa el tiempo transcurrido, y el eje vertical, el número de éxitos alcanzados en ese tiempo.

curva atenciónLa atención va de menor a mayor, cuando llega al máximo empieza a decaer vertiginosamente. Si usas las técnicas anteriores, conseguirás que la atención de tu púbico vaya aumentando cada vez que disminuya y el éxito de tu exposición será mayor.

Ahora solo te falta llevarlas a cabo ¡Suerte!

Gemma Ramírez



También te puede interesar...

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados..

¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti? Descubre cómo, cada semana con mi blog.

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos así como para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar